Los mejores cenotes de Tulum

Tulum es un paraíso rico en bellezas naturales, además de sus playas, zonas arqueológicas y paisajes, aquí te presentamos los mejores cenotes de Tulum.

La Riviera Maya cuenta con múltiples cenotes, cuevas subterráneas seminundadas que para los mayas representaban ventanas hacia el inframundo.

La cuenta total de cenotes en la Riviera Maya aún no puede determinarse, debido a que muchos de ellos aún no han sido descubiertos.

Los mejores cenotes de Tulum

Casa Cenote

Este cenote está localizado a sólo 500 metros del mar, también se le conoce como Cenote Manatí, debido a que hace unos años aún se observaban a estos mamíferos marinos nadando en las dulces aguas del cenote.

Casa Cenote es un cenote abierto donde podrás disfrutar de múltiples actividades como buceo, snorkel y kayak.

Es un espectáculo nadar en este cenote rodeado por manglares, mientras aprecias la variedad de flora y fauna en el lugar.

Se ubica a 10 kilómetros de Tulum, con dirección a Playa del Carmen.

Zacil-Ha

El Cenote Zacil-Ha fue descubierto desde hace 30 años, y hoy en día es un complejo turístico ideal para pasar un día de relajación.

Sus aguas cristalinas son perfectas para nadar y hacer snorkel, y gracias a su poca profundidad (2.5 a 3 metros) podrás apreciar su esplendor y belleza desde casi cualquier punto.

Se ubica a 10 kilómetros de Tulum, en la carretera rumbo a Cobá.

Cenote Corazón

Un cenote imperdible en Tulum, el lugar cuenta con palapas, sillas y camastros. En las fotografías aéreas destaca por su forma de corazón.

Se encuentra rodeado de manglares y su profundidad es de 5 a 10 metros, ideal para practicar buceo.

Quedarás maravillado con su múltiple flora (manglares) y fauna (iguanas, cangrejos y otros reptiles).

Se ubica en el kilómetro 200 de la carretera de Tulum, con dirección a Felipe Carrillo Puerto.

Te puede interesar: El retorno de inversión (ROI) en el Caribe mexicano

Recuerda no utilizar cremas ni bloqueadores antes de ingresar a los cuerpos de agua, ya que el daño al hábitat es irreversible. ¡Preservemos nuestro paraíso!