El Sector Industrial es el futuro de los bienes raíces en México y la Riviera Maya.


Departamento en Isla Dorada en Venta. Tel. (998) 885 0965. FOTO: CR Cancún & Riviera Maya.

Para imaginar el futuro de las inversiones en bienes raíces hay que partir de las tendencias que posicionan al sector industrial como el más atractivo para los fondos de capital se lee en el artículo de la Revista Obras.

“Hay una gran oportunidad de expansión, tanto comercial como residencial y de usos mixtos en otras áreas del país, y vamos a seguir viendo cómo las Fibras se consolidan en los mercados”, dice María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

“La parte industrial sigue siendo muy atractiva, con la participación de jugadores nacionales y extranjeros, los que necesitan grandes espacios para hacer sus productos”, agrega.

En cuanto a las etapas de la cadena de valor, siguen siendo más rentables los desarrollos que las tenencias, pese a que tener propiedades a largo plazo sea mucho más patrimonial que sólo construir y generar proyectos, explica Ariel Fischman, socio fundador de 414 Capital.

“Históricamente ha sido más rentable construir casas y venderlas que construir un edificio o un centro comercial y quedártelo toda la vida, y lo sigue siendo aunque claramente asumiendo un mayor riesgo”, dice el especialista.

Existen grandes posibilidades de expansión tanto comercial como residencial y de usus mixtos. FOTO: KSAB

Por ahora, los desarrollos se concentran en las principales urbes del país, dejando un vacío en las ciudades secundarias, comenta Ariza. “Vemos mucho movimiento en Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México, y mucha actividad hotelera en la Riviera Maya”, pero hay grandes oportunidades en Querétaro, Tijuana, Mérida y Pachuca para oficinas, residenciales, desarrollos de usos mixto.

Además, hay tres categorías de bienes raíces que aún no se han desarrollado en México y que están en auge en otros países: el senior living (comunidades residenciales para la tercera edad), las viviendas para estu- diantes y los servicios de salud, explica Fischman.

El aumento de la esperanza de vida en la población ha generado una demanda en los servicios para la vejez. “En Estados Unidos hay REIT –el equivalente a las Fibras– que sólo se dedican a los hospitales, no hay ningún motivo para que el dueño del edificio sea el que opere el hospital”, precisó.